Atrs
menú

Tipos de Cirugías

 

Cirugía de Diabetes y Obesidad (Bariátrica y Metabólica): hay más evidencias de que los pacientes obesos con diabetes tipo 2, pueden controlar la enfermedad de mejor manera, con la cirugía para perder peso.

Una nueva investigación muestra que:

  • Cinco años tras la cirugía para perder peso, los pacientes mostraron mejoras más grandes en calidad de vida y salud, versus los que solo tomaban medicamentos para la diabetes.

 

By Pass Gástrico Laparoscópico
El objetivo de esta cirugía, es crear un pequeño estomago de aprox. 30 ml., el que se separa del resto del estómago a través de grapas o corchetes, por lo tanto se restringe la cantidad de ingesta de alimentos por esa vía.
 
El by-pass gástrico se realiza por vía laparoscópica, lográndo para el paciente, una recuperación más rápida, menos dolor, menor porcentaje de infección de herida operatoria, menor probabilidad de producción de hernias de pared, alta más pronta y una reincorporación laboral más rápida.
 

Hospitalización: la hospitalización varía entre 3 y 5 días dependiendo de la evolución y recuperación del paciente.

Realimentación: la realimentación después de la cirugía comienza generalmente al 2º día con agua y líquidos de forma fraccionada y progresiva. La segunda semana posterior a la cirugía se inicia papilla y al mes comienzan con alimentos picados.

Pérdida de Peso: con esta técnica quirúrgica se alcanza una baja de peso de aprox. un 70% del exceso de peso al primer año, con una mejoría o regresión importante de las enfermedades asociadas a la Obesidad (Diabetes, Hipertensión, Dislipidemia, etc.)

 

 

 

Gastrectomía en Manga Laparoscópica
También conocido como Gastrectomía en Manga, es un procedimiento quirúrgico restrictivo (provoca pérdida de peso a través de la disminución del tamaño del estómago quedando un 20 a 30 % del tamaño original). No utiliza una desviación intestinal, por lo tanto no hay mala absorción de los alimentos ni sus molestas consecuencias de deficiencias nutricionales, tal como sucede con el bypass. El estómago queda de forma tubular o de Manga con una capacidad de 100 a 150cc.
 

Laparoscopía (Cirugía Mínimamente Invasiva): Se realiza por vía Laparoscópica utilizando endo-engrapadoras o corchetes de titanio que garantizan un sellado impermeable y posteriormente se refuerza con sutura adicional para mayor seguridad.
Con esto se obtiene mejor resultados estéticos (pequeñas incisiones de 5 a 10 mm.) menor dolor, menos complicaciones, menor posibilidad de hernia de la pared abdominal, recuperación más rápida, y reincorporación laboral más pronta.

Cambios Hormonales y Disminución del apetito (Grelina): La mayor ventaja sobre los otros procedimientos, es que elimina la porción del estómago que produce la hormona que estimula el hambre denominada Grelina, cuyas células productoras se encuentran precisamente en la porción de estómago que será removido. Esto ayuda a reducir la sensación de hambre en el postoperatorio.

Hospitalización: el paciente permanece en la clínica generalmente 2 o 3 días. Por lo general el paciente después de Pabellón pasa a una sala de recuperación donde permanece 2 a 3 horas y luego directamente a su sala.

Pérdida de Peso: muy efectivo para la mayor parte de pacientes, particularmente aquellos con IMC entre 35 a 40. También para aquellos considerados de alto riesgo quirúrgico debido a su gran sobrepeso (IMC sobre 50) y adicionalmente, para aquellos pacientes que tienen temor de las complicaciones secundarias derivadas de un bypass intestinal  como las deficiencias de vitaminas y nutricionales originadas por los procedimientos de mala absorción. Pérdida del exceso de  peso a los 6 meses de 50% y hasta el 85% de pérdida del exceso de peso a 1 año.